Saltar al contenido
Será la primera unidad en recuperar el funcionamiento en la parada

La antorcha del área de combustibles de Repsol volverá a funcionar desde hoy

  • Los principales proyectos que se llevarán a cabo son la revisión de 22 unidades y de cerca de mil equipos de la refinería. Además, se realizarán 44 actuaciones para introducir las últimas tecnologías e incrementar la eficiencia de los procesos.
  • Una media diaria de 1.000 personas, con puntas de 1.300 personas/día, pasarán por las instalaciones de la refinería.
  • Además de la plantilla propia de Repsol, participarán más de 60 empresas auxiliares, más de la mitad implantadas en Galicia, lo que refuerza el compromiso de Repsol con su entorno.
  • El principal objetivo de Repsol es la seguridad de todas las personas que participarán en la parada y, por este motivo, se ha creado un equipo de coordinación específico que está compuesto por más de 120 profesionales.
  • Los trabajos de inspección, mantenimiento e instalación de mejoras tecnológicas durarán 30 días, aproximadamente.
PDF 33 KB Descargar documento

La antorcha del área de combustibles de la Refinería de Repsol en A Coruña volverá a funcionar desde hoy por la tarde, tras dos semanas fuera de servicio por los trabajos de mantenimiento y mejoras tecnológicas que se están llevando a cabo en el marco de la parada programada de 2017.

El sistema de antorcha es imprescindible para la seguridad y protección ambiental y su función principal es asegurar 24 horas al día la descarga de gases procedentes de las unidades y eliminar de manera controlada los fluidos no reutilizables que van a parar a ella. Por esta razón, en una parada es la última unidad en parar y la primera en arrancar, marcando el ritmo de los trabajos.

Debido a la entrada en funcionamiento del sistema de quemado de gases tras el periodo de mantenimiento y actualización de componentes, pueden producirse llamas más altas de lo habitual. Se trata de un proceso completamente normal, tanto en parada como en la puesta en marcha del sistema, que sirve para garantizar el correcto quemado de los gases excedentes en la producción.

Los trabajos de mantenimiento e innovación de la parada continuarán en marcha durante la próxima semana. La parada de combustibles de 2017 es una de las más importantes para la compañía, con picos de 1.300 empleados trabajando en ella y más de 40 inversiones a realizar. La Refinería de Repsol en A Coruña invertirá 23,5 millones de euros en esta parada programada, durante la cual se revisarán 22 unidades y cerca de 1.000 equipos.