Saltar al contenido

Nuestras instalaciones

Parada 2020

  • Parada 2020: Paramos para Innovar

Complejo Coruña

La refinería de Repsol en A Coruña está llevando a cabo la parada de 2020, a la que se destinarán más de 64 millones de euros. Esta actuación programada se ha iniciado en enero con el cese de la actividad en escala y en distintas fechas de seis unidades de Conversión y concluirá a finales de marzo. El resto de las unidades de la refinería continúan con su operación habitual.

En la parada, además del personal propio, están trabajando diariamente 350 profesionales externos y se prevé que lleguen a alcanzarse puntas de 450 personas trabajando diariamente. Todas ellas pertenecen en su mayoría a las 35 empresas auxiliares que participan en los trabajos, lo que refuerza el compromiso de la refinería como motor económico.

 La parada 2020 en cifras
 

  • Icono refinería

    6 Unidades paradas

  • 64 

    millones de euros de presupuesto

  • Icono de un calendario

    73 días de parada estimados

Impulsando la economía y el empleo

  • 35 

    empresas Auxiliares participantes

  • Icono de un reloj

    Puntas de trabajo de 450 personas diarias

Icono de una mano sosteniendo un planta

Comprometidos con el Medio Ambiente

18.000 toneladas de reducción de emisiones de CO2

Apuesta por la innovación ambiental, la eficiencia energética y la mejora continua de la seguridad

  • Icono de un signo de exclamación dentro de un triángulo de peligro

    95 equipos a intervenir

  • Icono del globo terráqueo y un termómetro

    3 Grandes proyectos de Innovación Ambiental

  • Icono de un reloj

    33 actuaciones a realizar

  • Innovación ambiental y Mantenimiento

Operarios de Repsol al lado de maquinaria pesada

Esta cuantía incluye 17 millones de euros para acometer las distintas actuaciones de inspección, mantenimiento y mejora en las seis unidades, con intervención en 95 equipos; y 4,7 millones de euros, que se invertirán en 33 actuaciones orientadas a la mejora de la seguridad, la fiabilidad, el medio ambiente y la competitividad de las instalaciones.

Además, durante esta parada programada terminará el desarrollo de los tres grandes proyectos de reducción de emisiones de CO2 y de mejora medioambiental y de la eficiencia energética, que cuentan con un presupuesto de 43 millones de euros. Con las actuaciones previstas se reducirán las emisiones a la atmósfera, se conseguirá una mejora de la eficiencia energética con la introducción de nuevos equipos y la modificación de los existentes, así como la incorporación de mejoras tecnológicas en la planta. Todo ello permitirá un ahorro de combustible y una reducción de las emisiones de CO2 de más de 18.000 toneladas/año.

Estos proyectos son un ejemplo más de apuesta de futuro de Repsol por la refinería coruñesa para la mejora de su competitividad, así como la apuesta por el medio ambiente y la eficiencia energética.

La unidad de FCC (Craqueo Catalítico Fluido), en la que están desarrollando las principales actuaciones, sirve para transformar gasoil procedente de la destilación atmosférica y de vacío en productos más ligeros y de mayor calidad para la elaboración final de combustibles. Forma parte de las unidades de Conversión, que permiten reprocesar fracciones procedentes de destilación de crudo, consiguiendo productos destilados de mayor calidad.

Proyecto de eficiencia energética (G-52)
Proyecto de calidad del aire (G-53)
Proyecto de innovación ambiental (G-54)
Vista de instalaciones de la refinería en obras

Proyecto de eficiencia energética (G-52)

Conseguirá una mejora de eficiencia energética en la unidad de FCC, mediante la introducción de nuevos equipos y modificación de los existentes que consigan mantener las mismas condiciones de carga, pero permitan un ahorro de combustible en el horno. Todo ello supondrá una reducción de emisiones de CO2 de más de 6.100 t/año.
Un camión transporta una pieza industrial de grandes dimensiones

Proyecto de calidad del aire (G-53)

Tiene como objetivo reducir las emisiones de partículas de la unidad de FCC, realizando mejoras tecnológicas en la planta y adaptándola a la última normativa europea existente.

Para ello se ha instalado un separador ciclónico, un equipo de grandes dimensiones con 12 m. de longitud, 7 m. de ancho que requirió un transporte especial a su llegada en el mes de octubre. Está ya colocado en la unidad y se pondrá en marcha al terminar la ejecución del proyecto.

Viata de instalaciones de la refinería en obras

Proyecto de innovación ambiental (G-54)

Se está llevando a cabo la instalación de un equipo clave en uno de estos tres proyectos de innovación ambiental, que se desarrolla en la planta de recuperación de gases3. En esta unidad se recuperan distintos componentes de los gases procedentes de otras plantas de conversión y se obtiene propano, butano y gasolina de bajo número de octano.

Consiste en la instalación de un único compresor de alta tecnología que supondrá una mayor eficiencia, lo que sumada a la sustitución de la turbina de vapor por un motor eléctrico de alta velocidad con cojinetes magnéticos (el primero instalado en un complejo industrial de Repsol), permitirá una reducción de emisiones de CO2 de 12.506 t/año.

  • Seguridad

Operarios de Repsol participantes en la parada de combustibles

El objetivo prioritario de Repsol es que todos los trabajadores realicen los trabajos de inspección, mantenimiento e innovación con la máxima seguridad. Por esta razón, todas las personas que participan en la parada tienen obligatoriamente que poseer unos requisitos de formación en seguridad, que además se refuerzan con formación específica.

También se ha creado una coordinación de seguridad formada por personal propio, técnicos y personal de prevención de empresas de servicios que funciona las 24 horas.

Preguntas Frecuentes / Curiosidades

  • Las paradas son ceses temporales de actividad productiva en distintas unidades de la Refinería, durante las que se llevan a cabo la revisión, mantenimiento y mejora de las plantas. Se denominan “paradas de mantenimiento” porque no es factible realizarlas con las unidades en servicio, razón por la que es necesario pararlas para poder acometer los trabajos planificados.

    Están programadas y se van repitiendo de forma plurianual. Cada Parada conlleva distintas etapas (proceso de parada de la unidad, revisión programada y, finalmente, puesta en marcha nuevamente de las unidades).

    Tanto en los primeros días, en la fase de parada de las unidades como en la fase final de puesta en marcha, los procedimientos operativos requerirán del envío controlado y puntual a las antorchas de excedentes de elementos gaseosos propios del proceso para su combustión. Por esta razón, en determinados momentos las antorchas podrán tener unas dimensiones mayores de las habituales, una circunstancia normal en estas fases del proceso, que se realizan de forma totalmente controlada y segura.

    Después de una parada de estas características, estas unidades recuperan sus condiciones originales para operar, de acuerdo con los más altos estándares de seguridad, realizándose con la mayor optimización posible.

  • No, paran únicamente 6 unidades de la Refinería, el resto funcionan con normalidad.
  • En esta parada los principales trabajos de innovación ambiental se van llevar a cabo en la planta de FCC y en la planta de Recuperación de Gases 3.

    La unidad de FCC (Craqueo Catalítico Fluido), sirve para transformar gasoil procedente de la destilación atmosférica y de vacío en productos más ligeros y de mayor calidad para la elaboración final de combustibles.

    En la unidad de recuperación de gases nº3 se recuperan distintos componentes de los gases procedentes de otras plantas de conversión y se obtiene propano, butano y gasolina de bajo número de octano.

    Además pararán y se llevarán a cabo distintos trabajos de mantenimiento en las plantas de Hidrotratamiento de gasoil ( HDT), Recuperación de azufre4, Aminas4 e Hidrodesulfuración 3.


    Conoce nuestras unidades

  • Las unidades de Conversión permiten reprocesar fracciones de menor valor obtenidas en los procesos de destilación de crudo, consiguiendo productos destilados de mayor calidad. La Refinería de A Coruña destaca desde los años 80 por poseer un alto índice de conversión.
  • Esta parada supondrá una carga de trabajo de 270.000 horas/persona. A las que se suman 87.000 en trabajos y actuaciones previas. Este volumen de personas y trabajo equivale a un total de 357.000 horas/persona. Esta medida cuantifica los trabajos de la parada y significa que si los pudiera hacer una única persona, debería dedicar 357.000 horas que, repartidas en jornadas de 7 horas, supondrían más de 51.000 días de trabajo, es decir, cerca de 140 años.