Saltar al contenido

Nuestras instalaciones

Parada de combustibles

  • Paramos para seguir avanzando

    La Refinería de Repsol en A Coruña está llevando a cabo la parada programada de su área de Conversión, cuenta con un presupuesto de más de 60 millones de euros y tendrá una duración estimada de 45 días hasta mediados de junio.

    Esta revisión programada implica una parada temporal del funcionamiento de prácticamente la mitad de la Refinería, para proceder a tareas de inspección, mantenimiento y mejora de 19 unidades, funcionando el resto de las instalaciones con normalidad. Además se están llevando a cabo 60 actuaciones para implementar innovaciones tecnológicas y mejoras continuas de la seguridad, de la operatividad de las instalaciones y de eficiencia energética, que supondrán una reducción de las emisiones de más de 15.000 toneladas/año de CO2.

La parada genera empleo y es motor económico

La parada es de gran alcance, ya que además del personal propio, están trabajando una media a diario más de 1.200 profesionales, llegando en jornadas punta a 1.500 trabajadores, pertenecientes en su mayoría a empresas auxiliares. Repsol ha contratado específicamente para la parada a 49 empresas, a las que se suman las empresas con contratos generales de servicio, estando la mayor parte de ellas implantadas en Galicia, lo que refuerza el compromiso de la Refinería con su entorno.

La seguridad es el objetivo nº1 de la Parada

El objetivo prioritario de Repsol durante los trabajos de parada es garantizar la seguridad de todos los trabajadores que participan en las tareas de inspección, mantenimiento y mejora. Por esta razón, la coordinación de seguridad está formada por más de 100 personas, entre personal propio, técnicos y personal de prevención de empresas de servicios; así como profesionales de tres empresas especializadas. Esta coordinación funciona las 24 horas y se encarga de velar por la prevención y gestión de todos los aspectos de seguridad.

Todas las personas que participan en la parada tienen unos requisitos de formación en seguridad, que además se refuerzan con cursos especializados sobre la parada y sobre los trabajos que se van a realizar. En total se han impartido más de 10.000 horas de formación específica en materia de seguridad.

Mantenimiento e Innovación, claves de la Parada

Durante la parada se efectuarán las inspecciones oficiales, el mantenimiento de las unidades y la incorporación de las mejores técnicas disponibles. De las 19 unidades, cuatro estarán en parada puntual y las quince restantes, en parada general, realizándose intervenciones en 758 equipos e inspección en más de 1.800 líneas (tuberías).

Los proyectos más importantes que se llevarán a cabo son tres:

Intervención y mejoras en la unidad de coque
Renovación de la antorcha
Cambio tecnológico de consolas a sistema Orión
Vista parcial de las instalaciones de la Refinería

Intervención y mejoras en la unidad de coque

Las actuaciones están destinadas, por un lado, a la sustitución de grandes piezas de las cámaras de coque, montaje de nuevos circuitos, reentubado del horno e instalación de un nuevo precalentador; y por otro lado, modificaciones de ingeniería en los equipos para obtener mejoras operativas de rendimiento, seguridad de proceso y eficiencia energética. Esta unidad es el corazón de la Refinería, con una capacidad de 1.080.000 toneladas/año. Transforma residuos de procesos anteriores, produciendo coque y destilados (gasoil, nafta, gases) que se emplean en la fabricación de gasolinas, gasoil, y como diluyentes de fueloil.
Vista de gruas industriales trabajando en las labores de mantenimiento de la antorcha

Renovación de la antorcha

La antorcha de Conversión, con una altura superior a los 100 metros, va a ser otra de las protagonistas de la parada con el mantenimiento y renovación no solo de su quemador, sino también de su fuste y de su línea principal. El sistema de antorcha es imprescindible para la seguridad y protección medioambiental.
Un operario observando monitores dentro de una sala de control

Cambio tecnológico de consolas a sistema Orión

Los paneles de la sala de control de Conversión, que permiten al personal de Repsol manejar los procesos de forma digital desde consolas con software y hardware propios, se van a renovar tecnológicamente, obteniendo mejor eficacia operativa, mayor seguridad, integración y homogeneidad de panel.
Vista parcial de las instalaciones de la refinería

La Planificación se inicia un año antes

Para llevar a cabo la parada programada se ha realizado una planificación exhaustiva desde hace un año, creando un organigrama específico que está integrado por más de 150 profesionales pertenecientes a todas las áreas de la Refinería de A Coruña, y en el que además participan técnicos de otros complejos industriales de Repsol en España.

Por otro lado, también ha habido una detallada planificación logística para disponer, entre otros, de transporte colectivo, 1.500 taquillas, más de 100 casetas y pañoles, aseos y cerca 1.000 plazas en áreas de aparcamiento, así como vestuarios para dar servicio al elevado número de trabajadores de empresas contratistas que diariamente acceden a las instalaciones industriales.

Preguntas Frecuentes / Curiosidades

  • Las paradas están programadas y se rigen por un calendario plurianual. Se van repitiendo de forma periódica para la revisión, mantenimiento y mejora de las unidades y se denominan “paradas de mantenimiento” porque no es factible realizarlas con las unidades en servicio, razón por la que es necesario pararlas para poder acometer los trabajos programados; llevándose a cabo en distintas etapas (proceso de parada de la unidad, revisión programada y, finalmente, puesta en marcha nuevamente de las unidades).

    Tanto en los primeros días, en la fase de parada de las unidades como en la fase final de puesta en marcha, los procedimientos operativos requerirán del envío controlado y puntual a las antorchas de excedentes de elementos gaseosos propios del proceso para su combustión. Por esta razón, en determinados momentos las antorchas podrán tener unas dimensiones mayores de las habituales, una circunstancia normal en estas fases del proceso, que se realizan de forma totalmente controlada y segura.

    Después de una parada de estas características, estas unidades recuperan sus condiciones originales para operar, de acuerdo con los más altos estándares de seguridad, realizándose con la mayor optimización posible en tiempo y costes.

  • No, para prácticamente la mitad de las unidades de la Refinería, el resto funcionan con normalidad.
  • Las unidades de Conversión permiten reprocesar fracciones de menor valor obtenidas en los procesos de destilación de crudo, consiguiendo productos destilados de mayor calidad. La Refinería de A Coruña destaca desde los años 80 por poseer un alto índice de conversión.
  • Coque Vacío 2 URG 3 Merox Merox Nafta Torres refrigeración FCC Antorcha Aguas Ácidas 2 Aminas 2 HDS 3 HDT PRA 4 Aminas 4

    Conoce nuestras unidades

  • Este volumen de personas y trabajo equivale a un total de 407.000 horas/hombre. Esta medida cuantifica los trabajos de la parada y significa que si los pudiera hacer una única persona, debería dedicar 407.000 horas que, repartidas en jornadas de 7 horas, supondrían más de 58.000 días de trabajo, es decir, 159 años.

Galería Multimedia

    • Un operario dentro de una sala de control. Parada de conversión
    • Una operaría revisando las instalaciones. Parada de conversión
  • Vista parcial de las instalaciones de la refinería de A Coruña. Parada de conversión
    • Un operario señala una parte de las instalaciones de la refinería. Parada de conversión
    • Dos operarios mirando parte de las instalaciones de la refinería. Parada de conversión
  • También te puede interesar

Dos matraz para mezclas quimicas

Proceso productivo

Nuestro objetivo en Repsol es establecer un suministro de energía cada vez más seguro, sostenible y competitivo.
Un operario de Repsol en una pasarela

Seguridad

La planificación, la organización y el desarrollo de la actividad industrial en nuestra refinería tienen como base la seguridad de todas las personas y las instalaciones.