Cuando parar significa avanzar

El mantenimiento de nuestras plantas es una actividad que llevamos a cabo de forma diaria, pero periódicamente, para incorporar tecnologías más avanzadas e inversiones de mejora, tenemos que realizar en ellas funciones de revisión, renovación o inspección que sólo pueden ejecutarse con las unidades fuera de servicio. 

A estos trabajos planificados es lo que denominamos las paradas programadas.

Torre del Complejo de A Coruña

Parada de hidrotratamiento 2022

Nos convertimos en una refinería de futuro,  multienergética y más sostenible.

La refinería de Repsol en A Coruña se encuentra inmersa en una transformación industrial que gira en torno al incremento de la producción de biocombustibles y otros productos de menor huella de carbono para los que son necesarias modificaciones en unidades e implementación de nuevas tecnologías que permitirán reducir las emisiones CO2 y convertirse en un complejo eficiente con un modelo energético descarbonizado.

Esta transformación la vamos a ver reflejada en 2022 a través de los trabajos de la parada programada que se ejecutarán en cuatro unidades del área de Conversión del complejo industial y que son las encargadas del proceso de tratamiento de los combustibles para eliminarles el azufre.

Las mejoras planificadas en ellas tienen como objetivo el mantenimiento y mejora de la fiabilidad de estas plantas y van a permitir conseguir combustibles cada vez más ecológicos en la producción de la Refinería. 

Para cumplir este objetivo, Repsol destina cerca de 10 millones de euros, de los cuales 3,6 millones se emplean a nuevas inversiones y 6,1 millones al mantenimiento y revisión de las unidades. Además, en esta parada, a mayores del personal propio, Repsol contará con el trabajo de 400 profesionales diarios pertenecientes a 18 empresas auxiliares y se prevé que lleguen a alcanzarse puntas de 550 personas trabajando al día, lo que refuerza el compromiso de la Refinería como motor económico y de empleo.

Instalaciones Complejo A Coruña

Inversión medioambiental en la planta de Hidrotratamiento (HDT) 

Durante los trabajos de parada se va a llevar a cabo en HDT un proyecto que va a permitir incrementar en la refinería la producción de biocombustibles procedentes de diversas fuentes renovables.

El objetivo de esta inversión valorada en más de 1,2 millones de euros, es coprocesar aceite vegetal (VO) y otros bios como el aceite de cocina usado (UCO) en la unidad, alcanzando más de 5.500 toneladas de biocombustibles este año y aumentando la cifra hasta superar las 10.500 toneladas a partir de 2024.
También se prevé alcanzar un ahorro energético anual de 2.500 toneladas de vapor de agua y la reducción de 440 toneladas de CO2 al año.

Los trabajos de la parada también incluyen un avance tecnológico para actualizar consolas de operación en la sala de control del área de Conversión, que va a mejorar la competitividad de la Refinería y reforzar su seguridad y control.

La parada en cifras

4

unidades

paradas

33

días

de parada estimados

550

personas diarias

en puntas de trabajo

9,75

millones de euros

en presupuesto

18

empresas auxiliares

participantes

440

toneladas/CO2

de reducción de emisiones

Cómo es una parada en la Refinería de A Coruña

Torres del  Complejo de A Coruña

Nuestras instalaciones funcionan 24 horas, todos los días del año. El mantenimiento de nuestras plantas es una actividad que realizamos de forma diaria, pero periódicamente tenemos que realizar trabajos de revisión, renovación, inspección, para incorporar tecnologías más avanzadas o inversiones de mejora, que sólo pueden llevarse a cabo con las unidades fuera de servicio. A estos trabajos planificados es lo que denominamos las paradas programadas.

En este tipo de paradas, que se van repitiendo de forma periódica, se realizan numerosos trabajos, como son el mantenimiento de equipos de producción, su reemplazo y la inspección, con el objetivo de aumentar la competitividad y la eficiencia y se van repitiendo de forma plurianual. Cada parada conlleva distintas etapas (proceso de parada de la unidad, revisión programada y, finalmente, puesta en marcha nuevamente de las unidades).

Antorcha del Complejo

Tanto en los primeros días, en la fase de parada de las unidades como en la fase final de puesta en marcha, los procedimientos operativos requerirán del envío controlado y puntual a las antorchas de excedentes de elementos gaseosos propios del proceso para su combustión. Por esta razón, en determinados momentos las antorchas podrán tener unas dimensiones mayores de las habituales, una circunstancia normal en estas fases del proceso, que se realizan de forma totalmente controlada y segura.

Después de una parada de estas características, estas unidades recuperan sus condiciones originales para operar, de acuerdo con los más altos estándares de seguridad, realizándose con la mayor optimización posible.

Operario trabajando con una válvula

La seguridad de nuestro personal, nuestra máxima prioridad

Todas las paradas programadas de la refinería de Repsol en A Coruña tienen la seguridad como prioridad y está plenamente integrada en todas las actividades que desarrolla el personal. 

Así, en cada Parada se constituye un Equipo de Coordinación de Seguridad operativo las 24 horas del día e integrado por personal de Repsol y de las empresas de servicios, y que se encarga de establecer las medidas de seguridad y protección a aplicar durante todo el periodo de los trabajos de parada.

Además. todas las personas que participan en la parada refuerzan su formación en seguridad con aprendizaje específico.